Curso de biomagnetismo en Santiago

El Biomagnetismo Médico es una disciplina médica reciente que nos permite entender la enfermedad desde el punto de vista energético, y vibracional, ya no químico, ya no clínico, ya no biológico. Tenemos un pH que se acerca al neutro. Sin embargo, hay fenómenos que alteran ese pH y conducen a los órganos hacia la acidez o hacia la alcalinidad. Una alteración que puede llegar a la enfermedad. Como en todo el universo, la dualidad también está presente en el cuerpo. En este caso, no es el campo magnético el que cura, sino la corrección del pH alterado a través del uso de imanes. Profundizando en la materia, podemos decir que el biomagnetismo médico, es el estudio de los fenómenos bioenergéticos que producen los microorganismos en el interior del ser humano. Qué es el Biomagnetismo Médico El Biomagnetismo Médico es una disciplina médica nueva que nos permite entender la enfermedad desde el punto de vista energético, y vibracional, ya no químico, ya no clínico, ya no biológico. Tenemos un pH que se acerca a lo neutro, sin embargo, hay fenómenos que alteran ese pH y conducen a los órganos hacia la acidez o hacia la alcalinidad. Una alteración que puede llegar a la enfermedad. Como en todo el universo, la dualidad también está presente en el cuerpo. En este caso, no es el campo magnético el que cura, sino la corrección del pH alterado a través del uso de imanes. Profundizando en la materia, podemos decir que el biomagnetismo médico, es el estudio de los fenómenos bioenergéticos que producen los microorganismos en el interior del ser humano. Para la recepción, desarrollo y reproducción de estos organismos han de producirse alteraciones fundamentales en el pH (potencial de Hidrógeno) de los órganos que los soportan. Estas modificaciones pueden medirse y clasificarse perfectamente. El descubridor de este modelo médico y merecedor sin duda del reconocimiento que le corresponde por ello, define el Biomagnetismo Médico como un fenómeno que permite entender al paciente y concluir de una forma rápida, económica y fiable qué patologías o disfunciones se han instalado en su cuerpo y, sobre todo, como retirarlas del organismo dañado para restablecer la salud.   El Biomagnetismo Médico estudia, detecta, clasifica y corrige las alteraciones del pH en lo ser humano. El equilibrio bioenergético es universal, las repercusiones a nivel funcional, mental y hasta sofrológicas que se desarrollan por la presencia de microorganismos (bacterias, hongos, parásitos y virus) influyen en todo el organismo y pueden ser, a su vez, el resultado de las alteraciones bioenergéticas de otros órganos que ya han sido afectados o de las funciones de estos órganos. Durante años hemos abusado de medicamentos antimicrobianos. Hemos llegado a reprimir las manifestaciones que provocan pero no conseguimos erradicarlos, sino llevarlos a estados subclínicos que distorsionan la sintomatología y la signología. Cómo funciona el Biomagnetismo Médico o Par Biomagnético Ahora sabemos que los campos magnéticos entre los 1.000 y los 50.000 Gauss no son tóxicos para el ser humano. Han aparecido especialidades, como la magnetoterapia, que utilizan imanes entre los 100 y los 400 Gauss en procedimientos de origen traumático asociados al dolor e inflamación, pero con escasos resultados. Se han utilizado también campos de 700 Gauss para placas imantadas en acupuntura. Todos estos medios ayudan, son medidas paliativas, pero sólo provocan mejoría en los procesos, no su desaparición. Definimos el NEN (nivel energético normal) como el punto en el que debe establecerse cada órgano de forma independiente. Hay una resonancia biomagnética constante y equilibrada en los límites de la salud y en las desviaciones que originan las enfermedades. La presencia de una condiciona la de su opuesto, su magnitud también es similar y las partículas elementales en el primero corresponden con la del segundo.   ¿Dónde radica la genialidad del descubrimiento del Dr. Goiz? En la contrastación empírica de que el organismo responde de forma dual y en la constatación de que las leyes de la física atañen también al individuo: el electrón es al átomo lo que el ión es a la molécula y el núcleo proteína a la célula. Existen dos cargas biomagnéticas en resonancia, es decir, “un par biomagnético” que identifica cada patología de los seres vivos.   Gracias a este conocimiento ahora entendemos que las enfermedades virales y bacterianas están en estrecha relación, las primeras condicionan recíprocamente a las segundas de manera simultánea. Y lo hacen tanto en su génesis con en su presencia patógena y en sus consecuencias finales en procesos degenerativos que hasta hoy considerábamos irreversibles.   El par biomagnético nos traslada al origen del fenómeno y define el órgano que lo genera, su polaridad y el virus o bacteria que lo identifica, y también la interacción entre dos o más microorganismos.   Este reconocimiento, por sí sólo, merece el mayor de los respetos de las ciencias de la salud, puesto que nos permite llevar todos los recursos terapéuticos hasta la raíz de la causa, lo que les dará una precisión difícilmente igualable.   Pero además el par biomagnético cura las patologías, lo que confiere al biomagnetismo médico la mejor y más eficaz herramienta de diagnóstico y la técnica más válida para de resolver la patología. En sí mismo es un código que detecta y corrige las enfermedades y las disfunciones, y representa el mejor, más válido y definitivo “código patógeno”.   La curación se consigue devolviendo el equilibrio energético de la zona alterada al pH óptimo para la salud, cuya alteración se debe a la presencia de microorganismos patógenos que distorsionan el pH en el órgano que sustenta el fenómeno mórbido.

Leave a comment

Pide tu Beca
close slider